Según la ley de pureza alemana del 1516 la cerveza se elabora con los siguientes ingredientes: Agua, Malta, Lúpulo y Levadura.  

Para la elaboración de nuestras divertidas recetas, solo añadimos nuestro ingrediente estrella “CÁÑAMO”, siguiendo la forma más tradicional de elaborar cerveza artesana de calidad, ya que no filtramos ni pasteurizamos nuestras cervezas, por eso y mucho más, podemos decir que fabricamos Cerveza Artesana Cannábica Premium.

El agua es más del 90% de la cerveza, así pues se ha de disponer de un agua que tenga las condiciones de pH y ausencia de cloro necesarias para que se activen las enzimas y puedan dar lugar a una maceración correcta.
La malta es el resultado de germinar la cebada y posteriormente tostarla a diferentes temperaturas para obtener distintos tipos de malta y por lo tanto tras combinarlas entre ellas, distintos estilos cerveceros.
El lúpulo es el culpable del amargor, pero también de las características organolépticas de la cerveza. En principio apareció en la cerveza como un conservante natural y acabó consolidándose como ingrediente ya que no solamente ayuda a su conservación sino que además diferencia mucho los estilos cerveceros, aportando distintos aromas e incluso sabores.
La levadura es un hongo unicelular que se alimenta de la maltosa (azúcares extraídos de la malta durante el proceso de maceración), en su digestión producirá el alcohol y CO2  necesarios para que se dé por terminado el proceso de elaboración de una cerveza.
El cáñamo es considerado el ingrediente estrella en la fabricación, que en este caso le aportará los aromas y sabores de la semilla otorgándole a esta cerveza una personalidad diferenciada del resto y consiguiendo una mezcla muy interesante entre cáñamo y lúpulo descendientes del cannabis, que siendo familiares cercanos combinan a la perfección, para dejar unos aromas y sabores muy redondeados. Las semillas de cáñamo cannabis sativa contienen todos los aminoácidos esenciales y ácidos grasos esenciales necesarios para mantener una vida saludable. Ninguna otra planta proporciona proteínas vegetales de forma tan fácilmente digerible o presenta los aceites esenciales para la vida, en una proporción tan perfecta para la vitalidad y la salud humana.